Campings de Cantabria | Asociación de Campings de Cantabria
Costas

Costa Quebrada. Santander

La Costa Quebrada (de unos 20 kms) se comprende entre Santander y Cuchía, entre la península de la Magdalena y las dunas de Liencres. Hoy en día es un parque geológico que incluye calas, playas de arena dorada, acantilados, arcos, islotes, dunas, flechas litorales, estuarios y, por supuesto, los famosos urros (islotes de roca).

Tiene unas vistas y paisajes magnificos, con unos atardeceres únicos.

Cabo de Ajo

 Este Cabo es el punto geográfico más al norte de Cantabria. Famoso cabo, con impresionantes vistas, desde donde se divisa, por un lado la Bahía de Santander; y por el otro, la Ría de Castellanos o Ajo, como telón de fondo la Cordillera Cantábrica. En el extremo norte del cabo, y protegiendo a los barcos de los abruptos acantilados, El Faro de Ajo, nos sorprende por su solidez, durante la noche su haz de luz es visible a 17 Km de la costa. Faro de Ajo fue transformado en un Museo dedicado a este excepcional accidente geográfico de la costa cantábrica, recreando su atalaya de avistamiento ballenero y un área de interpretación de los cetáceos cantábricos.

La costa de Bareyo. Ajo

Los diez kilómetros de costa que separan el cabo de Ajo del acantilado de Brenas, son un lugar inolvidable por los escarpados acantilados y recoletas playas, donde destacan además de la efigie del faro y las playas de Cuberris y Antuerta, las impresionantes atalayas del Rostro, Cárcabo, Urdiales y Quintres. Los atalayas de Cárcabo y Urdiales nos brindan unas inmejorables vistas de las playas de Antuerta y Cuberris, un maravilloso poseo nos permitirá disfrutar de la incomparable costa, así como de sus magníficas praderas. Para acercarnos a Cabo Quintres, el más impresionante y agreste de todos estos acantilados, cogeremos la carretera general dirección Santander y, una vez hayamos llegado al alto, nos desviaremos a la derecha, camino hacia la costa. Desde este excelente emplazamiento veremos al este el Cabo de Ajo y al oeste la magnífica Bahía de Santander

La Ojerada

En la parte oriental del faro, a la desembocadura de la ría, podemos contemplar fruto de la salvaje naturaleza de la zona, una hermosa cavidad desde la que se divisa el mar cantábrico y que, en los días de fuerte mar nos muestra toda la bravura del cantábrico.